Uruguay Ambiental

red uruguaya de ONGs ambientalistas

 NOTICIAS
Enviar por mail Imprimir página

Entrevista al presidente de Stora Enso para América Latina

Queremos celulosa pero no excluimos el papel

 

Otra de las grandes papeleras nórdicas decidió desembarcar en Uruguay, cuando aún no se acalla la gritería argentina por el eventual efecto ambiental de las plantas de celulosa del litoral del país. En este caso, la sueco-finlandesa Stora Enso segunda productora mundial de papel de revista y tercera productora mundial de papel para imprentas, anunció esta semana que ha comenzado a comprar tierras forestales y planea instalar una planta de celulosa: una inversión, que, gradualmente, será de 250 millones de USD y llegará a USD 1.000 millones con la fábrica de celulosa.

¿Porqué eligieron a Uruguay para esta inversión y en particular Río Negro en el litoral?

Antes de tomar esta decisión hemos hecho estudios en toda América Latina. Hemos evaluado 15 o 16 lugares diferentes Nos interesan principalmente Rio Grande del Sur y Uruguay. Uruguay es un país con tierra disponible, en el que vive poca gente, lo que es importante para no causar problemas, y hay un ambiente en el país que nos gusta; tenemos confianza en el país y la productividad para la forestación es muy buena por la tierra y el clima.

¿Han evaluado el clima político, económico y jurídico?

Naturalmente, y estamos muy satisfechos

¿Que haya un gobierno de izquierda no es un obstáculo?

No, no es un obstáculo.

¿Han definido donde estarán los terrenos a forestar?

Hemos comprado algunas propiedades en el centro del país, pero queremos continuar buscando donde comprar, y tampoco hemos decidido donde colocar la fábrica. También queremos analizar las posibilidades de comprar bosques ya establecidos en esa zona para no tener que hacer todas las plantaciones. Si ya existen mejor para nosotros.

Un anuncio previo de una inversión tan importante para un país pequeño ¿no les empuja los precios de esas compras hacia arriba?

Esto siempre es un peligro, pero existe tanta tierra en Uruguay... Nosotros precisamos una parte menor por lo que tenemos la esperanza de que no van a subir los precios.

La planta de celulosa que planean montar será pequeña, ¿solo para atender la forestación de las tierras de Stora Enso, o se trata de una gran planta?

Cuando tomemos la decisión de hacer la planta va a ser de nivel mundial, de un millón de toneladas.

Usted sabe que a raíz de las plantas de Ence y Botnia hay un debate ambiental muy fuerte, en especial con Argentina.

Una de las cosas que nos gustan de Uruguay es que tiene una legislación ambiental adelantada y nosotros en cualquier lugar que hacemos una fábrica usamos las mismas medidas ambientales. Son las mismas en Finlandia que en Uruguay. Con la tecnología moderna que existe el impacto ambiental es muy pequeño. Una planta de celulosa no es lo que era antes; ahora es completamente diferente. Nosotros queremos usar la mejor tecnología posible.

¿No es demasiado tres plantas de celulosa para Uruguay?

No lo creo así. Después de comparar Suecia o Finlandia, en áreas como las de Uruguay existen esa cantidad de plantas. No va a causar ningún problema.

¿Habrá una producción maderera capaz de alimentar tres plantas grandes de celulosa?

Creo que esa capacidad existe en Uruguay, hay muchas tierras. Se puede comparar con Chile que tiene varias fábricas de este tipo.

¿Ustedes apuntan a Rio Negro?

No hemos resuelto eso todavía pero como necesitamos agua y hablamos de la zona central de Uruguay muchas posibilidades no existen. No es que no lo quiera decir, es que lo tenemos que analizar y considerar el impacto ambiental.

¿Se proponen captar producción maderera del litoral argentino para esa planta?

No, es solamente con la producción uruguaya.

El gobierno ha dado la bienvenida a esta inversión, pero el director forestal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Andrés Berterreche, ha dicho que “no es el tipo de inversión forestal a la que apunta el gobierno” porque se esperan producciones de mayor valor agregado”. ¿Tuvo algún mensaje en ese sentido?

No, ninguno. Entendí que no estaba en contra y que a lo mejor quería otro tipo de fábrica. Nosotros queremos obtener esta base forestal para obtener pulpa celulosa, pero tampoco queremos excluir otro tipo de producción como papel. Es una posibilidad, no queremos excluir nada.

Líder del papel y la madera

El pasado miércoles Stora Enso inauguró una fábrica de celulosa en Eunápolis, estado de Bahía, Brasil, que es una de las más grandes del mundo. La inversión fue de 1.250.000 millones de dólares, para una fábrica que producirá 900.000 toneladas anuales de pulpa. La compañía sueco-finlandesa es líder mundial en el mercado papelero y está en Brasil desde 1994. En 1997 compró el 50% de Veracruz Celulosa S.A. y actualmente, mientras busca tierras y plantaciones en Uruguay hace lo propio en Río Grande del Sur. Actualmente exporta desde Brasil a diferentes mercados del mundo por USD 500 millones, pero Stora Enso tiene, además, plantas en Suecia, Finlandia, Alemania, Francia, Portugal, Bélgica, Canadá y Estados Unidos.

Sus acciones cotizan en las bolsas de Nueva York, Estocolmo y Helsinski. Tiene una capacidad de producción anual de 16,4 millones de toneladas de papel y de 7,7 millones de metros cúbicos de madera procesada. La facturación de la empresa llegó a los 12.400 millones de Euros en 2004. Tiene oficinas en 40 países, entre ellos Argentina, Chile, Brasil y México y emplea a 45.000 personas.

Produce anualmente 4,5 millones de toneladas de papel para revistas, 3,6 millones de toneladas de papel para imprenta y produce papel de oficinas, de embalaje y papeles especiales de todo tipo. Además produce madera aserrada e industrial, accesorios y productos para redes de bricolage.

 

Reproducido de El Observador, 2 de octubre de 2005.



Portada | Red | Miembros | Noticias | Articulos | Normas