Uruguay Ambiental

red uruguaya de ONGs ambientalistas

 NOTICIAS
Enviar por mail Imprimir página

Ministerio del Ambiente anuncia exigencias ambientales a empresas

Exigencias ambientales a empresas

 

"Privatizar el lucro para socializar los desechos es descartable desde nuestra manera de pensar y seguramente el ministerio va a actuar en ese sentido". De esta forma expresó Mariano Arana, ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, que en su gestión condicionará las inversiones industriales a su compatibilidad ambiental. La coordinación interministerial y con todos los gobiernos departamentales es básico, dijo el ex intendente, y acusó a "empresas públicas y privadas que han tomado como hábito permanente dejar de lado los costos de evitar las contaminaciones dentro de su ecuación económica".

Previo al Día Mundial del Medio Ambiente, Arana recibió a El País en su despacho y detalló sus prioridades. La Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) necesita más funcionarios, explicó, porque los 80 funcionarios que tiene actualmente no alcanzan para cubrir todas las tareas a su cargo.

La Dinama y Ordenamiento Territorial se reparten la cuarta parte de más de 400 funcionarios de la cartera. Los demás trabajan en Vivienda.

El comportamiento de las industrias respecto a la polución industrial está en la mira: "el propósito del ministerio es que las propias empresas corran con los gastos de los estudios de impacto ambiental, aunque estos seguirían siendo realizados por técnicos que respondan al ministerio".

Arana dijo que junto con Alicia Torres (directora de la Dinama) visitará pronto a la empresa Dirox, en San José, luego de recibir a los vecinos que permanentemente denuncian a la empresa por contaminación. También estuvo reunido con los titulares de Dirox.

Junto a Torres, el titular del Mvotma viajará este mes a Ginebra y luego a Finlandia. Allí se firmará el compromiso del gobierno finlandés de enviar un técnico para supervisar la instalacion y el funcionamiento de la planta de procesamiento de celulosa de la firma Botnia.

El gobierno de Finlandia exigirá a esta empresa que en sus instalaciones uruguayas cumpla con las normas ambientales vigentes en su país de origen. El gobierno español anunció que actuará de la misma manera respecto a Ence, empresa de celulosa de capitales españoles con un proyecto aprobado en Uruguay.

El presidente Tabaré Vazquez le recomendó a Arana y su equipo que sugirieran nombres para integrar comisiones binacionales, como las del río Uruguay, río Cuareim, Laguna Merín y el Río de la Plata.

En la conferencia mundial sobre el Convenio de Estocolmo para el Tratamiento de Contaminantes Orgánicos Persistentes, que se realizó en Punta del Este el mes pasado la primer reunión global que tiene a Uruguay como sede desde la ronda del GATT en 1985 uno de los acuerdos que logró el Mvotma es para gestionar "conflictos ambientales fronterizos".

En Punta del Este también se acordó algo muy puntual: retirar 10 toneladas de agrotóxicos obsoletos que están almacenados desde hace 30 años en alguna parte de Montevideo.

Un lugar urbano cerrado y seco, que aunque no represente un peligro inmediato a la población, tampoco es el sitio adecuado para la disposición final de esos residuos. Por eso, en 45 días, un fondo mundial que reúne a las principales compañías mundiales de agrotóxicos se encargará de llevárselos del país. Las autoridades del ministerio prefirieron no especificar en qué lugar se encuentran estos agrotóxicos para no generar alarma pública.

Los gobiernos de países vulnerables como Uruguay tienen que estar atentos a situaciones que pueden llegar a ser un compromiso: maniobras para depositar "futuros" residuos químicos en el país.

Uno de los mecanismos que se emplea es, por ejemplo, importar un contenedor con medicamentos que están cerca de su fecha de vencimiento, depositarlo en una zona franca y no retirarlo nunca. Cuando las autoridades lo declaran abandonado y la empresa que lo importó desapareció, al abrir el contenedor se hereda el problema. Medicamentos vencidos, sustancias que exigen una forma especial de disposición final que no es barata.

El ministro Arana mencionó otras de las prioridades para su administración que se pueden sintetizar en: impedir deterioros, recuperar zonas degradadas y aprovechar las posibilidades de cooperación internacional "desde los países que son los mayores causantes, por su desarrollo, de la contaminación".

Una donación del Global Environment Fund (Fondo Mundial del Medio Ambiente) que también se acordó en Punta del Este, el Mvotma recibirá US$ 250.000 anuales para otorgar a proyectos mediombientales de iniciativa civil con presupuestos de entre US$ 2.000 y US$ 50.000.

Cuando la Dinama y Ordenamiento Territorial se muden a la ex sede de la DGI en la esquina de Rondeau y Nueva York, el ministerio ahorrará US$ 18.000 mensuales de alquiler, que podrán ser invertidos en algo más productivo.

 

Reproducido de El País, 5 de junio de 2005.



Portada | Red | Miembros | Noticias | Articulos | Normas