Uruguay Ambiental

red uruguaya de ONGs ambientalistas

 NOTICIAS
Enviar por mail Imprimir página

Ante el conflicto por la instalación de las plantas de celulosa

Alterglobalización en el río Uruguay

Carta abierta

 

El conflicto que tiende a agravarse en torno a la instalación de las plantas de celulosa en el río Uruguay proviene de procesos propios de la globalización. Por consiguiente parece importante ubicar la problemática y establecer espacios de intercambio y discusión por encima de fronteras, con epicentro simbólico en el Ayuí, campamento artiguista de la libertad sobre el suelo argentino de las Provincias Unidas del Río de la Plata, para desde allí irradiar sobre una unidad de debates, propuestas y acciones en perspectiva alterglobal.

Las insuficiencias del planteamiento actual llevan a caer en falacias que se amplifican si no se encuentran cuestionadas o, a través de los medios de comunicación, se orienta erróneamente a la opinión pública:

1. Estos conflictos son efectos de la articulación de países o regiones con un desarrollo mundial que supone la disyuntiva de sumarse o relegarse. La incorporación de alternativas vinculadas al marco global pero insertas en cada contexto local, reaviva tensiones y pujas interiorizadas simbólicamente, que cambian de registro según la región o el caso: religioso, étnico o cultural.

2. La instalación en las márgenes del río Uruguay de emprendimientos industriales ligados a la forestación, es presentada en calidad de conflicto desprovisto de racionalidad entre estados, autoridades, gremios, asociaciones, poblaciones, etcétera, cuando este orden de enfrentamientos es lo propio de la contraposición entre identidades (religiosas, étnicas, culturales, etcétera), en el mundo de hoy. En todos los casos obra por detrás, al igual que en este conflicto entre las dos riberas del Uruguay, la supuesta fatalidad de identificarse u oponerse a un paradigma de desarrollo global. En cuanto los responsables en distintos ámbitos se desentienden de este enfoque, se propende a la proliferación de falacias.

3. Puesto que ese orden de la globalización abarca todo el planeta no es posible colocar fuera ni sus beneficios ni sus contradicciones y efectos negativos. Dada la lógica del sistema, el territorio se organiza entonces, en regiones ricas y pobres, regiones donde los impactos ambientales negativos se controlan, los trabajadores tienen buenos sueldos y cuentan con seguridad social, donde se cobra impuestos a las empresas (lo cual limita su beneficio) y regiones donde es posible instalar empresas con controles o exigencias menores, bajos salarios o exención de impuestos, donde las empresas pueden retirar buenas ganancias. En ese marco surgen otros problemas, tales como:

- Incremento de la concentración déla riqueza en algunos territorios y de la pobreza en otros;

- la creciente vulnerabilidad de los estados nacionales frente a empresas y organismos de tipo trasnacional e internacional;

- el debilitamiento del derecho internacional que va cediendo su lugar a relaciones de fuerza, incluso a la guerra.

4. Estos problemas por consiguiente, no pueden ser solucionados como si fueran problemas de nivel local o regional pues son problemas de la globalización; no se pueden solucionar técnicamente, porque no derivan del desarrollo tecnológico puro, sino de su inscripción social, cultural y civilizatoria.

La estrategia alterglobal supone, ante un desarrollo del poder globalizado, contraponerle el criterio alternativo de la discusión pública y la movilización social. En esa perspectiva, cabe cuestionar el planteo prevaleciente en el actual conflicto en torno a la industria forestal en la cuenca platense:

- que apela a la confianza de la población en sus técnicos o sus políticos, como si éstos no debieran apoyarse en la participación de la población que funda sus afirmaciones en una autoridad y no su autoridad mediante sus afirmaciones, ya sean éstas de índole estatal, gubernamental, técnica, científica, etcétera

- que ingresan a la discusión con posturas nacionalistas o sectoriales ante una problemática notoriamente globalizada.

5. En el caso concreto se argumenta como si se estuviera ante la falsa alternativa:

- O bien mejorar las condiciones de vida (dar trabajo, reducir la pobreza, etcétera).

- O bien mejorar el medio ambiente.

En la argumentación se ridiculiza al oponente, como si la solución fuera obviamente optar por una de las dos, como si fuera un absurdo pretender la contraria, como si fuera posible preservar las condiciones de vida (mantener las condiciones para que haya vida) sin cuidar el medio ambiente, como si tuviera sentido proteger el medio ambiente a costa de negar a las personas el acceso a una vida digna; como si fuera posible separar los seres humanos del medio ambiente y el medio ambiente de los seres humanos, negando con esto su interacción permanente; como si no fuera una exigencia "mejorar las condiciones de vida y mejorar el medio ambiente" (Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos, UNESCO, 2005, art 14).

6. En razón de la circunstancia crítica que plantea la industria forestal en la articulación de la región platense con la globalización, se requiere la instalación de ámbitos de discusión y diálogo. Estos ámbitos no pueden ignorar la existencia de condiciones mundiales de otro alcance, que atraviesan de manera alternativa la circunstancia regional. Esta constatación no debe propender a sectarizar o monopolizar el intercambio, sino a darle el alcance más diversificado, para lograr una integración alternativa a la globalización (alterglobalización). La articulación simbólica del campo nacional y regional, que conduzca bajo la forma de la polémica, el ensayo o el diálogo, a la identificación de otras posiciones entre nosotros, configura el campo de una política alterglobalizadora.

Por adhesiones a esta carta: declaracionfirmada@adinet.com.uy

Pablo Bugatti, Miguel Cabrera, Álvaro Costa, Daniel Dei, Roberto Agustín Follari, Luciana Gaffrée, Guillermo Kerber, Mauricio Langon, María Luisa Pfeiffer, Angelina Uzín Olleros, Ricardo Viscardi (siguen firmas)

 

Publicado el 24 de febrero de 2006



Portada | Red | Miembros | Noticias | Articulos | Normas